Hogar, Sin categoría

Recomendaciones para dejar a un gato solo en casa

Cómo dejar a un gato solo si te vas de viaje

Al igual que otras mascotas, los gatos necesitan de nuestra compañía y afecto, pero al sentirse cómodos en su territorio, el dejarlos solos una mañana o un día completo  no supone ninguna complicación, lo que es una gran ventaja para aquellas personas que trabajamos.

Sin embargo, hay momentos en los que debemos pasar más tiempo fuera de casa, por ejemplo si salimos de viaje. En este caso debemos tener presente lo siguiente:

  • El punto más básico de supervivencia es que no le falta el agua. Es muy importante que te asegures de dejar el agua suficiente. Algunos gatos adultos suelen no sentirse cómodos con los cambios en los recipientes por lo que se debe evitar hacer cambios cuando vas de viaje. Lo mejor es dejar nuevos recipientes por el hogar para que no falte el agua fresca.
  • Lo segundo es la comida. Dependiendo del número de días de ausencia se debe dejar suficiente comida disponible y ésta debe estar ubicada en áreas donde la mascota siempre tenga acceso.
  • Otro punto importante es la caja de arena. Normalmente un gato suele tener cierta indisposición hacia una caja sucia por lo que lo mejor es limpiarla completamente antes de irse y dejarla con arena de sobra. Por lo menos así evitarás encontrar un olor muy fuerte en tu casa cuando regreses.

¿Cuánto tiempo se puede dejar solo a un gato?

Esta suele ser una de las preguntas más comunes de los dueños de gatos y su respuesta está muy asociada a la edad del felino y a su propio historial con su dueño.

Normalmente, se puede dejar tres días un gato solo en casa. En el caso de gatos jóvenes es importante acostumbrarlos a que no dependan mucho de ti, por eso si se puede dejar solo a un gato bebe en casa aunque inicialmente solo sea por unas horas, ya que cuando están muy pequeños pueden sufrir caídas graves.

A medida que vayan creciendo se irán acostumbrando a los periodos de ausencia y cuando estén en edad adulta será mucho más fácil dejarlos por más días.

Si el viaje es más largo y te debes ausentar por más tiempo puedes pedir apoyo de un familiar o un amigo para que visite a tu mascota, cambie el agua, limpie el arenero y verifique que haya suficiente alimento. Además, al gato le gusta la interacción social, así que puedes pedirle a tu conocido que juegue y le de cariño.

¿Qué puedo hacer para que mi gato no se sienta solo?

Cuando dejamos solo un gato en casa todo el día o nos ausentamos más tiempo, también debemos tener en cuenta que nuestra mascota puede sentirse aburrida y ansiosa y esto puede desencadenar comportamientos como ausencia de apetito. Para evitarlo podemos aplicar las siguientes recomendaciones:

  • Dejar juguetes en diferentes espacios de la casa. En el mercado se encuentran varias opciones con las que el gato puede interactuar solo.
  • Los aperitivos también son una buena opción, que se pueden dejar en algunos de sus lugares favoritos.
  • Dejar una de tus prendas en la cama o el lugar donde duerme, así el gato se siente acompañado.
  • Otra opción es la música. Hay listas especializadas para relajar a los gatos durante nuestra ausencia.

 

¿Qué debo tener en cuenta para la seguridad de mi gato si se queda solo en casa?

La seguridad del gato es un tema de mucha importancia para cualquier dueño. Utilizar una malla en las ventanas es una práctica común para estar más tranquilos en todo momento. Pero a la hora de dejar un gato en una casa se debe verificar que éstas estén bien sujetas a las ventanas y no tengan ningún agujero.

Además de las mallas para gatos, también se debe revisar que no haya ningún escondite peligroso en el que se puede quedar encerrado, y que todas las ventanas y puertas están aseguradas. También ocultar bolsas plásticas y cables eléctricos, y por supuesto, objetos frágiles o de vidrio.

Dejar un gato solo en casa por trabajo o por viajes no debe ser un proceso complicado, como dueños debemos crear una relación de confianza con nuestra mascota para que se sienta totalmente cómoda durante el tiempo en el que estaremos ausentes. De esta manera podremos disfrutar de nuestras vacaciones y nuestro gato de un tiempo merecido sin humanos.