General

¿Cómo mudarse si tienes gato o perro?

Cómo mudarse si tienes gato o perro

Mudarse si tienes gato o perro puede ser un proceso difícil, y aunque cambiar de casa puede de ser emocionante, siempre significa un trabajo físico adicional, un poco de desorden, estrés y en ocasiones algunos costos que pueden ser muy tediosos de afrontar.

Las mascotas son las primeras que sienten el estrés de una mudanza o un cambio de casa, en el momento en que empiezas a empacar pueden empezar a sentirse inquietos.

Mudarse y acostumbrar tus mascotas a un nuevo lugar es todo un reto si no planificas cada tiempo y evitas estar apresurado, la seguridad de tu mascota requiere de atención en este proceso y no podemos olvidarnos de ellos.

Aquí te damos algunos consejos para que puedas mudarte de casa o apartamento con tus mascotas sin causarles estrés.

Planifica los preparativos de la mudanza

Comienza con una simple lista, coloca en la primera línea todo aquello que concierne a la comodidad de tu mascota y siempre ten en cuenta los puntos más importantes:

Elije la manera en que vas a transportar tu perro o gato.

  • Proporciona un refugio a tu gato durante el proceso de la mudanza. Los perros son más curiosos caminando por todas partes y van a estar más tranquilos, pero a los gatos si que les espantan los cambios.
  • Elije entre las opciones que tienes para su transporte, busca si tienes un guacal o si necesitas cajas de cartón. Las cajas son ideales para los perros y gatos bebés.
  • Recuerda que los lugares demasiado estrechos pueden causarle estrés a los perros, pero algunos gatos pueden sentirse seguros.
  • Utiliza mantas en caso de que pueda ocurrir un “accidente” de baño, y lleva a tu perro a dar un paseo antes de meterlo al guacal.
  • Nunca los dejes encerrados en el carro y trata de acompañarlos en todo momento.

Para aliviar el miedo de tus mascotas y que puedan acostumbrarse,  puedes dejar las cajas o los guacales por ahí unos días, va a ayudar a familiarizarse con ellos. Incluso puedes colocar dentro algunos de los juguetes preferidos del animalito, un poco de comida, una camiseta que hayas usado y algunas de sus mantas o cobijas. Los animales se sentirán tranquilos con tu olor y con el suyo propio.

Verifica el alimento, juguetes y los nuevos espacios de tu mascota.

  • Actualiza la información del collar de tu perro o gato, asegurarte que tiene grabado tu nombre y  tu número de celular actual. Durante la mudanza puede haber muchos momentos en el que pueden escaparse.
  • Mira si cuentas con alimento suficiente para no salir corriendo a comprar a última hora, trata de no cambiar su comida, esto les suma más estrés especialmente a los gatos.
  • Encuentra el mejor lugar de tu nueva casa o apartamento para que tu mascota empiece a conocer el espacio. Ubica en el sus cosas, algo que da mucho resultado es dejar sus juguetes y mantas con su olor para que sepan que ese es su territorio.
  • No los dejes solos en su nuevo hogar, espera hasta el último momento para pasarlo y acompáñalo a explorar todo el lugar.
  • Finalmente, identifica las zonas alrededor de tu nuevo hogar donde tu mascota podrá liberar energía y acompañarte a respirar aire puro.

Recuerda que si el proceso de mudanza es tedioso para ti, para tu mascota puede ser una causa de estrés también, así que lo mejor es que le facilites un poco el cambio.

Identifica zonas que requieren mejoras para la seguridad de tu mascota.

Mejoras para la seguridad de tu mascota

  • Cuida que tu mascota tenga agua limpia, es fácil contaminar el agua con elementos de limpieza.
  • Cuida que las ventanas y los balcones estén cerrados si no tienes malla de seguridad, los gatos y algunos perros nerviosos tendrán el instinto de tratar de escapar en cuanto vean oportunidad.
  • Instala mallas de seguridad en tu balcón y ventanas antes de llevar a tu gato. Aquí puedes ver los tipos de malla de seguridad para mascotas que tenemos para ti, lo haremos rápido y te haremos cotización sin costo.
  • Instala puertecillas en las escaleras o en las puertas de la calle. Evita que tu perro o gato se escape en algún descuido, recuerda que mucha gente estará entrando y saliendo de tu nuevo hogar.
  • Si sabes que tu perro ama escarbar debes evitar los zócalos o guardapolvos en madera, puede convertirlos en su juguete personal y terminará causando destrozos.
  • Si tienes un gato evita que tenga acceso a lugares altos de donde pueda caerse o lugares estrechos donde pueda quedar atrapado.

Aprende a elegir la mejor fecha para mudarte

Cuando te vas a mudar no siempre puedes elegir la fecha en que vas a hacerlo, muchas veces depende de la disponibilidad del nuevo apartamento pero en Mallas y Mascotas te recomendamos no hacer mudanzas en épocas de mucho estrés para tus mascotas como diciembre, enero o días de festividades en tu ciudad. El ruido puede ser un agente externo que no puedas controlar y eso suma un grado más de estrés a tus mascotas.

Evita fechas o días ruidosas. Mudarse con tu gato o perro si hay fiestas en tu ciudad puede sumarle más estrés a la situación, y si en tu ciudad usan pólvora puede empeorar la situación.

Lo más recomendable para tus mascotas es tomarse un día de vacaciones en el trabajo o tratar que ese día sea para el final de la semana, de esta forma puedes agendar la mudanza de manera que tengas un día entero para pasar tus cosas, uno o dos para organizar y uno para descansar en compañía de tus mascotas para ayudarles a aclimatarse.

Cómo mudarse de casa con un gato

Mudarse de casa con un gato a menudo es más complicado que mudarse de casa con un perro, es natural que los gatos se muestren más tímidos, confundidos, desorientados  y hasta algo miedosos al llegar a un ambiente que les parece desconocido. Deja algunas cajas pequeñas donde puedan esconderse, es posible que los gatos prefieran estar ocultos los primeros días en lugares cercanos a ti, como debajo de tu cama o en tu dormitorio.

Cómo mudarse de casa con un gato

De forma general, los gatos pueden tardar desde pocas semanas hasta varios meses en adaptarse a nuevo hogar, es normal que su comportamiento cambie un poco al principio.

Una vez el proceso de descarga de los objetos ha terminado, y ya todos están en el interior de tu nueva casa, permite que tu mascota recorra el espacio contigo mientras estás de un lado para el otro organizando, esto le permitirá familiarizarse con el nuevo espacio. Recuerda tener las mallas de seguridad en tu balcón y ventanas o mantenerlas cerradas.

Finalmente, durante los días posteriores a la mudanza, vigila constantemente su estado de ánimo, su apetito y su apariencia, de esta forma podrás detectar de forma temprana cualquier síntoma de estrés que no sea normal.

Artículos relacionados